Tag Archives: soledad

Solo no puedes ser feliz

Hay días en los que no sabes el motivo real pero todo se te hace cuesta arriba, pareces un detective en alerta que analiza todo lo que sucede a tu alrededor, todas las historias que llegan a tus oídos ya sean por escrito o hablado son examinadas con lupa. Te sientes una piltrafa.

Quizás el secreto de ser feliz, sea no pensar. Si no se piensa se vive sin más, sin detenerte. Cuando te detienes y recapacitas, te das cuenta de que en tu entorno, y posiblemente en el de los demás, existe una dosis considerable de hipocresía, de intereses creados, de conversaciones comenzadas y no terminadas… En realidad, lo que percibes es que cada cual “va a su bola”.

Las personas que van a “su bola” no son conscientes de que para que ellas puedan ir a su aire, otras muchas, dejan que vayan. Pertenecemos a una sociedad, somos un conjunto de individuos que convivimos en un mismo ecosistema y nos necesitamos los unos a los otros en mayor o menor medida. Absolutamente nadie puede conseguir todo lo que tiene en la vida completamente solo.

Las grandes fortunas las amasan algunos afortunados gracias al sacrificio de otros tantos que a cambio de salarios no muy gratificantes empeñan su vida para su propia supervivencia mientras otros a su costa consiguen un éxito sin igual.

En otros terrenos también se consiguen logros que no tendrías si no te apoyaras en otras personas. Por ejemplo, en los deportes colectivos, si se pierde, siempre se tiene a quien echar la culpa, de modo que nunca es culpa de uno.

Puedes tener muchos sueños, muchas ilusiones, planificar tu vida a futuro pero no lo puedes conseguir sin ayuda. Siempre se necesita de alguien en mayor o menor medida.

Quizás, lo que sí es cierto que tienes que ser como eres, sin cambiar por antojo o para el beneficio de los demás. Tienes que decidir si quieres ser una persona única, con tu propia identidad. O prefieres ser “uno más de un conjunto”, sin destacar, sin pena ni gloria, viviendo un día tras otro sin mayores retos.

Yo, me mojo, y quiero ser única, diferente, defender mis sentimientos, mis pensamientos, ser franca sin dañar. Quizás no logre ser feliz durante toda mi vida pero los instantes que lo sea serán gratificantes y me servirán para avanzar sin arrepentimientos y cierto es que para ser feliz antes existe una dosis de sufrimiento.

“Cuanto más humano eres más dolor sientes.”

Singles por elección

 

Cada cual tiene que estar a gusto consigo mismo y luego si quiere puede compartirlo con otros.  En la actualidad no es tan extraño que haya muchas personas que vivan solas, también denominadas “singles” por algunos.  No hace mucho, se consideraba una especie extraña a las personas solteras.

La definición que se daba era la siguiente:  “solterón o solterona es un término para referirse a alguien que ha alcanzado o sobrepasado la edad en la que, en su sociedad, se consideraría propio casarse. Según algunas feministas el término se ha aplicado en forma de estigma contra las mujeres solteras en mayor medida que sobre los solteros, debido al rol fundamentalmente reproductor y familiar que las sociedades tradicionales han asignado a la mujer. Por lo que el estereotipo de solterona era el de una persona no realizada que podía ser motivo de pena o burla.”

Por suerte la sociedad ha ido superando la definición propia de soltería que daba la sociedad a las personas que no vivían en compañía.  En este siglo, XXI, estamos viviendo con mucha libertad y es lícito vivir de un modo u otro y tener la condición sexual que cada uno quiera sin ser recriminado.  Antes se vivía con mucha hipocresía el tema de la sexualidad.

Si miro a mi alrededor a pesar de pertenecer a la generación denominada “X”, en la misma,  he visto como gente de mi entorno con apenas 14 años se ennoviaban y a fecha de hoy siguen con alguien a su lado, ya sea el primer amor o hayan cambiado como de pañuelo de compañero o compañera.  Su denominador común es “estar acompañado”,  no saben vivir solos.  Dentro de este grupo, incluiría a los que llegados a cierta edad,  quieren estar con alguien “si o si” pagando en ocasiones un precio muy alto.

mariquitas

Hay otro grupo que ahora se encuentran en su segunda juventud que se casaron o juntaron con el supuesto amor de su vida,  siendo víctimas del desengaño amoroso. Normalmente, uno de los miembros de la pareja está locamente enamorado del otro miembro. Mientras que el otro se va alejando y creando una segunda vida que le hará romper con la primera.

Un grupo que me llama la atención es el de los que pueden ser capaces de tener “n-vidas”,  se hacen novios, se van a vivir con su pareja,  pueden tener o no tener hijos.  A los ojos de su entorno son lo mejor de lo mejor pero viven  en una mentira porque no son sinceros ni con ellos ni con su entorno.  Son personas que anhelan situaciones diferentes, les gusta vivir al límite, buscar presas, ser cazadores y si pueden mantener durante espacios de tiempo relativamente cortos, una segunda vida y quién sabe si más.

Soy de las personas que defiende que es lícito el querer vivir libremente sin ataduras pero si te gusta vivir así, no amargues la existencia  a las personas que pertenecen a tu entorno o que “cazas” porque normalmente suelen ser personas cazadoras que pierden el interés en su presa cuando la consiguen. Lo peor de este tipo de individuos es que piensan que todo lo hacen bien y que tiene la misma culpabilidad la gente que se les acerca. Porque curiosamente mientras que con su entorno inmediato son mentirosas compulsivas, con sus conquistas suelen ser personas muy francas porque así se liberan de toda culpa y pueden dormir por la noche. Aunque en realidad son bastante infelices.

Los “singles” habrá quien lo sea y no lo quiera ser,  todo ser humano, necesita tener momentos de compañía,  de pasión, de complicidad.  Otros lo son porque pertenecen al grupo de “personas libres”.  No quieren ataduras o tienen miedo a querer de verdad.

Sea como fuere, que cada cual viva como quiera vivir su vida y que no haga sufrir a los demás por la elección tomada. El derecho de cada cual a vivir su vida solo se ve limitado si provoca infelicidad en sus semejantes.  Mejor vivir solos que engañados.

1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies