Tag Archives: lucha

Locura componente de la felicidad

Mi cabeza parece un hervidero, tengo mil historias que brotan una tras otra, me gustaría escribir cada una de ellas y explayarme, pero no tengo ni un minuto de tiempo, vivo acelerada, sin sosiego, sin descanso, sin tener claro mi rumbo.

Tengo muchas necesidades, sueños, anhelos, necesito sentir, querer, ser querida. En definitiva, necesito VIVIR la VIDA, devorar cada instante de la misma, me ahoga pensar que todo es finito.
Los días se suceden uno tras otro. Sin quererlo he vivido más de media vida y mi mente se siente fresca, vital, con ganas de más y más. El tiempo no perdona, te limita, te cambia tu aspecto, ” los recuerdos son el pasado, el presente es lo que hay y el futuro no existe”.

Desde bien pequeña tuve la sensación de estar viviendo por segunda vez mi vida, era como si se la contase a alguien, al visitar a mi abuela, subiendo las escaleras de su casa, siempre pensaba que era una historia ya vivida, un recuerdo.

Hoy me defino a mi misma como una soñadora empedernida, derrochadora de sentimientos, dura de coraza, amiga de sus amigos, pendiente del entorno, luchadora, trabajadora pero vacía por dentro.
Aún necesito tantas cosas, algunas ya no las tendré, no porque no quiera, sino por que no podré tenerlas por el peso del paso del tiempo. Otras siempre sueñas con que pasaran pero no suceden.

Sé querer pero no sé lo que es ser querida de modo desinteresado, aprendí tarde a decir lo que sentía, nunca me dejé llevar por mi corazón me guié por la razón. Por ello, me di cuenta de lo que perdí cuando lo perdí, no fui consciente de lo que representaba, estaba enamorada hasta la última gota de mi sangre. Luego llegó el caballero, el sosiego, pero se fue, a pesar de saber que no era mi compañero en el viaje, me costó que se alejase.
Entretanto entró en mi vida un pura sangre, pasión contenida, encuentros contados.

Prisionera de mis restricciones, de las situaciones de los otros, de no hacer daño a nadie, de anteponer el bienestar de los demás al mío propio. Se sucedieron años de sequía con rayos de pasión, la época de la calma se instauró, dejando los sueños a un lado y creyendo en lo más hondo de mi ser que hay tiempo para todo y que todo llegará.

oveja-feliz

Hoy siento o no siento, quiero o no quiero, pienso o no en alguien, prefiero no responder a estas preguntas que me hago, lo único que sé es que tengo el apetito despierto, con ganas de ser cazada o de cazar. Lo primero es más cómodo y menos arriesgado. Porque los “no” duelen, gusta ser sorprendida, gusta ser especial, gusta vibrar, quiero sentir, quiero que alguien me quiera como soy, que aparezca en mi vida y me contamine de vitalidad, de sueños, que cada segundo, minuto, día, mes y año sea único a su lado.

En definitiva me apetece sentir pero no quiero sufrir. Cada vivencia es una lección en tu vida y yo he aprendido que si mañana aparece mi príncipe azul lucharé por él y diré lo que mi corazón sienta y no seré racional porque un componente para alcanzar este tipo de felicidad es la locura sin ella no hay pasión.

1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR