Felicidad instantánea

Felicidad instantánea

Para el ser humano no hay mayor tesoro que su salud. Vivimos en ocasiones alocadamente sin ser conscientes de lo rápido que pasan los días, los meses, los años. Y un buen día nos levantamos pensando que va a ser como cualquier otro pero resulta no ser igual que todos los anteriores. Será el primero de los restantes.

Una revisión rutinaria, un dolor leve, un mareo, un infarto, un ictus, da igual el modo en que irrumpe en nuestras vidas. La enfermedad llama a nuestra puerta y entra sin ser invitada. Sentimos momentos de angustia y de desesperación. Nos preguntamos ¿por qué nosotros? ¿por qué ahora? Siempre sin parar de repetirnos: ¡con lo feliz que era!.

Todo se vuelve del revés y rápidamente reaccionamos como si fuéramos camaleones. Surge en nosotros otro yo que nos era totalmente desconocido y luchamos con todas nuestras fuerzas por recuperar la salud perdida, por mitigar al máximo las erosiones provocadas por la enfermedad.

Existen muchas enfermedades, siendo quizás la más temida la que llamamos cáncer. Cierto es que todos nosotros conocemos a muchas personas que han fallecido por culpa de la misma pero también conocemos a muchas otras que la han superado. Primero librando pequeñas batallas que les llena de dicha hasta que consiguen vencer la gran batalla, sintiendo entonces una felicidad inexplicable.

Tras superar una enfermedad dura, nuestra mentalidad cambia, las pequeñas cosas nos llenan y no pensamos en mañana. Para nosotros lo importante es el momento, conseguir la felicidad instantánea.

sol

Aunque el eslabón mas importante de la cadena de la felicidad es la persona que logra superar la afección, existen otros eslabones. La familia que convive con el afectado, el equipo médico que atiende al paciente… y es que cada eslabón tiene su función. Los médicos aplicar los tratamientos para ganar a la enfermedad. Los familiares transmitir toda su fuerza, su coraje, impregnar de alegría el entorno de la persona quebrada.

Estoy convencida de algo, la ciencia nos ayuda a vivir más tiempo con sus avances, pero somos nosotros mismos y nuestro entorno los que conseguimos el milagro de la curación si le echamos coraje, rabia.

Vivamos nuestras vidas con entusiasmo, optimismo y alegría. Bajo estas premisas lucharemos contra las enfermedades con mayor porcentaje de éxito. Imaginemos en nuestros sueños que las enfermedades no existen.

Susana Maroto Robledo

16 Comentarios por ahora

CarolPosted on  5:10 pm - Ago 14, 2016

Muchas gracias por tus palabras, felicidades por tu diario de la felicidad

    Susana Maroto RobledoPosted on  4:47 pm - Ago 16, 2016

    Gracias a ti Carol.
    Te animo a que sigas este diario de la felicidad.
    Yo sólo aporto mi granito de arena al diario.
    Te invito a que conozcas al genio de esta idea en la pagina Happy Team que se haya dentro de la web.

Sonia MRPosted on  10:45 pm - Ago 14, 2016

Tu escrito me ha recordado mi trabajo en Hemato Onco, trasplantes de médula osea, vivo de cerca el día a día de los familiares, me cuentan sus inquietudes, todos buscan el buen termino de la enfermedad, la felicidad pasa por un hilo muy fino. Plenamente Susana has acertado en tú escrito, eso es lo que sienten muchas veces los pacientes, famimiares y cuando alguien consigue salir todos médicos, enfermeras, secretarias, celadores todos nos llenamos de felicidad que nos sirve para el siguiente paciente.

MercedPosted on  10:57 pm - Ago 14, 2016

Muy bonitas palabras.
Mucho ánimo para que sigas deleitándonos!!!

RosaPosted on  4:12 pm - Ago 15, 2016

Es lamentable tener que pasar por una situación así para valorar todo lo que se tiene. Porque no somos nada conscientes del tesoro que es nuestra salud, pensamos que es algo que va a estar ahí SIEMPRE.
Gracias por el escrito y doy fe que lo que expresas es tal que así porque a mi me cambió el chip. SOY UNA SUPERVIVIENTE!!!!

YolandaPosted on  4:16 pm - Ago 15, 2016

Cuanta razón tienes Susana.
Muchas veces hace falta que nos falte alguien, una enfermedad… Para apreciar todo lo que tenemos y que poco lo De verdad que encantados si se puede más!!
Gracias por recordarnos lo que es la vida, lo que realmente es importante, y hacer que la valoremos antes de que ocurra nada!
Me encanta como escribres, no pares de hacerlo!

BegoñaPosted on  6:30 am - Ago 16, 2016

Qué gran verdad Susana, las enfermedades siempre te pillan desprevenido, pero es verdad que la actitud del enfermo y de todo el entorno es muy importante para superar la enfermedad. Me encanta tu artículo, que ya sabes que en éste momento me toca muy de cerca, por eso quiero darte las gracias porque en cierto modo tú y tú familiar habéis tenido muchísimo que ver en la recuperación de mi padre.
Yo me he preguntado muchas veces porque un mismo cuadro y con el mismo tratamiento en unos casis funciona y en otros no, y no encuentro otra explicación que todo depende de la actitud del enfermo y su entorno. Muchísimas gracias Susana!!!

    Susana Maroto RobledoPosted on  4:53 pm - Ago 16, 2016

    Begoña, tu le has nombrado, por ello, me permito nombrarle.
    Tu padre es el ejemplo de la serenidad, se lo ha tomado de modo ejemplar y estoy segura que va a luchar a brazo partido y que todo va a salir muy bien.

    besos muy especiales.

AlbertoPosted on  6:29 pm - Ago 16, 2016

Muy buen artículo, en esta vida valorar las pequeñas cosas nos mantiene felices y sentirse feliz ,ayuda a que el cuerpo no sea tan propenso a enfermar.

Ana IpaPosted on  9:41 pm - Ago 16, 2016

Susana me encantan tus artículos, en cada uno me siento reflejada. Gracias por escribirlos y por mandármelos. Besos

Deja tu comentario

Solve : *
21 + 13 =


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR